top of page

NUESTROS PRODUCTOS

Nuestras semillas están seleccionadas en base a su rendimiento y productividad, adaptadas a cada tipo de suelo, condición hídrica y objetivo de pastoreo.

Los verdeos de invierno son una herramienta valiosa para aumentar la carga animal, ya que ofrecen su producción en el bache invernal. Recomendamos combinar avena, centeno, triticale y cebada forrajera escalonando sus ofertas para estabilizar la producción forrajera.

AVENA.jpg

 Avena

Tiene un rápido crecimiento y alta producción de forraje, es una fuente rica en proteínas y energía. Sus hojas tiernas son altamente palatables, y su calidad no disminuye en primavera, ya que sus panojas con granos aportan energía. Si bien en los meses más fríos su producción decae, por su flexibilidad en el momento de aprovechamiento es una de las especies más usadas. Además de pastorearla, se puede henificar y ensilar. Hay gran cantidad de variedades con diferentes ciclos, productividad y perfiles sanitarios.

CENTENO.png

Centeno

Su resistencia al frío lo destaca en su producción invernal. Su forraje es rico en fibra, contribuyendo a una óptima digestión ruminal y a la salud del ganado. Es fundamentar incluirlo en la cadena forrajera para sostener la producción en los meses más fríos. Por su efecto alelopático sobre las malezas se usa cada vez mas como cultivo de cobertura o servicio.

TRITICALE.jpg

Triticale

Es un híbrido de trigo y centeno, combina la rusticidad del centeno con la palatabilidad del trigo. Produce gran cantidad de forraje, tiene gran capacidad de rebrote y su calidad no decae tanto (como la del centeno) una vez encañado.

CEBADA FORRAJERA.jpg

Cebada Forrajera

Su rápido crecimiento, rusticidad y alto rendimiento la convierten en una herramienta estratégica para lograr gran volumen en siembras tempranas.

bottom of page